Declaración sobre la pausa de la vacuna COVID-19 de J&J

Ayer, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. publicaron una declaración conjunta sobre la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson. De los más de 6,8 millones de vacunas de J&J administradas en los Estados Unidos hasta la fecha, informaron de seis casos de un tipo raro y grave de coágulo sanguíneo. Por precaución y siguiendo las directrices de los CDC y la FDA, el Departamento de Salud de Nueva Jersey suspendió temporalmente la administración de la vacuna de J&J (Janssen) en todos los centros de vacunación del estado.

Lea la declaración completa de la FDA.

Como Centro de Salud, el HJAHC está comprometido con la salud y el bienestar de nuestros pacientes. Continuaremos monitoreando todas las recomendaciones sobre los beneficios y efectos adversos de la vacuna COVID-19 y trabajaremos para asegurar que nuestros pacientes tengan un acceso adecuado a la vacunación. Además, sabemos que muchas personas de nuestra comunidad han sufrido grandes pérdidas durante la pandemia de COVID-19, que sigue haciendo estragos en el condado de Mercer. La vacunación generalizada es la mejor estrategia para evitar más pérdidas de vidas innecesarias. Para contextualizar, el riesgo reportado de efectos adversos severos con la vacuna J&J es mucho menor que el riesgo de contraer COVID-19, conducir un vehículo o tomar muchos medicamentos comúnmente prescritos.

Las personas que hayan recibido la vacuna de J&J y que presenten dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar en las tres semanas siguientes a la vacunación deben ponerse en contacto con su proveedor de atención médica. Se pide a los proveedores de atención médica que informen de los acontecimientos adversos a la Sistema de notificación de reacciones adversas a las vacunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *